¡Vive Trastevere!

Me quedé una noche en una habitación con acceso directo a la calle, un callejón animado (pero no ruidoso) en el corazón del Trastevere. La sensación entonces es que – única – de vivir en el vecindario, en un apartamento-estudio con vigas expuestas y arcos/paredes con ladrillos originales también dejados parcialmente expuestos. Limpio, y con un amplio y completo baño, con ventana. No tendría críticas, porque de hecho todo… perfecto para el contexto particular y también por la cortesía de los propietarios.

De TripAdvisor